¿PACTO DE LOS RENCORES O DE IMPUNIDAD?

¿PACTO DE LOS RENCORES O DE IMPUNIDAD?

jesus m guerrero

Por Jesús M. Guerrero

“Me injurió; me hirió; me derrotó; me despojó. En los que albergan tales rencores, nunca cesa el odio.” Buda

Provoca asombro lo rápido que la Fuerza del Pueblo y el PLD, anuncian una alianza que parece ser torpedeada desde adentro, al ver los comentarios del secretario general del PLD, Charlie Mariotti ante el silencio del expresidente de la República y presidente del partido morado, Danilo Medina, solo ha roto su silencio estoico al respecto de la alianza para pedir el voto morado, porque sin febrero no hay mayo.

Dejando claro que el odio tiene más fuerza que la razón y que del lado morado los rencores son más fuertes que la vocación de poder.

Leyendo la obra de Miguel Guerrero, 1978-1986, Crónica de una transición fallida, es inevitable no asociar la situación del PLD con la del PRD en aquel momento en que Jacobo Majluta se alzó con la candidatura presidencial de 1986 ante el líder del perredeismo histórico, José Francisco Peña Gómez. Lo que devino en la derrota de 1986 ante Balaguer e implosionó la crisis partidaria con miras al 1990 que dio surgimiento al BIS y al PRI.

Peña Gómez obtuvo la personería jurídica que lo acredito para presentarse en los comicios de 1990 en la boleta del PRD, mientras que Jacobo Majluta, encabezó la boleta del PRI, constituyéndose en la cuarta fuerza electoral, mientras que el PRSC volvió al poder, el PLD se coloco en el segundo lugar y el PRD del poder decayó al tercer puesto en las preferencias del electorado.

En las elecciones de 1990, Juan Bosch dentro de toda la controversia que aún rodea aquel resultado electoral, el profesor Bosch rechazo el apoyo electoral ofrecido por Peña Gómez ante la imposibilidad de unificar el PRD, en ese momento encabezaba la candidatura del BIS y en busca de evitar el retorno de Balaguer al solio presidencial prefería apoyar a Bosch que había renunciado del PRD en 1973 y Bosch no pactaría nunca con su viejo partido, lo que construyó el camino del PLD que escalaria los resortes del poder en 1996 apoyado de Balaguer para bloquear el ascenso de Peña Gómez.

Luego del torneo electoral del año 1994, en cual Peña Gómez evidencio un fraude electoral que dio paso al Pacto por la Democracia que acorto a dos años el mandato de Balaguer, para las elecciones de 1996 Majluta yacía en su lecho de muerte, endoso su apoyo a Peña Gómez y el PRI va aliado al PRD, para ese proceso, una alianza que duro hasta el año 2000.

Lo que redujo al Partido Revolucionario Independiente a su mínima expresión, ya que fue absorbido por el PRD.

Al formalizarse la división y última gran crisis del otrora partido de masas que fue el PRD, postelectoral del 2012, al desprenderse el PRM del partido del jacho, se hicieron esfuerzos para concurrir unidos en el torneo electoral del 2016, a lo que la alta dirigencia del PRM se negó. El devenir del inclemente juez que es el tiempo ha demostrado de forma fehaciente que fue la decisión correcta.

LEER:  Un revés judicial para Donald Trump en Colorado

En los comicios del 2016, el PRM logro lo que ningún otro desprendimiento partidario del PRD, pudo al arrebatar la legitimidad política, por tanto, la opositora al obtener 35 % de la preferencia electoral y a duras penas el PRD aliado al PLD obtuvo un 5 % de los votos computados. Extinguiendo el jacho prendió. En la actualidad el PRD marca menos un punto porcentual y su propietario exhibe la tasa de rechazo más alta entre los políticos del patio, por encima de los tres expresidentes vivos que tenemos en nuestro escenario político.

El gran perdedor de la pseudo alianza por el rescate de RD, es Leonel Fernández que, al pactar con el PLD, lo oxigena en su peor momento y claudica ante la lucha que protagonizo contra los que él denomino engreídos de palacio y de forma directa con Danilo Medina al cual le asignó el mote del Trujillo del siglo XXI.

La FP, detiene su crecimiento al este fundamentarse en las renuncias del PLD y legitima tácitamente los alegatos de persecución política de los imputados de corrupción del danilismo que es hoy dueño y señor del PLD.

La pregunta del millón con miras al torneo electoral del 2024, ya no es la incógnita del segundo lugar, sino ¿Cuál de las dos organizaciones podrá sobrevivir a la otra?, ¿Será la FP el PRI del PLD o viceversa?

Parecería ser que el alumno más aventajado del profesor Bosch y que se autoproclamó balaguerista y vinchista, no aprendió la lección de Bosch que al salir del PRD no miró jamás hacia atrás ni siquiera escuchó a Vincho Castillo que anuncio la muerte del partido de Bosch. Ha cambiado a sus aliados históricos por el lastre Miguel Vargas y el PLD de Danilo.

La lucha de tendencias que inicio con la derrota interna de Danilo Medina en el 2007, que se formalizó con su victoria electoral del 2012, que llegó al peor momento en la reunión de Juan Dolio del 2015 que detuvo los vientos y destruyo al PLD en las primarias del 2019.

Al día de hoy no sabemos si es un pacto de los rencores o de impunidad, lo que sabemos que no hubo ninguna lucha ideológica ni democrática, sino que la Fuerza del Pueblo surgió por intereses en conflicto.

Por demás, han reconocido implícitamente que las encuestas como Gallup y otras más han reflejado la engorrosa situación opositora.

Creo prudente concluir con la siguiente frase de Bertolt Brecht, cito: “Cuando la hipocresía comienza a ser de muy mala calidad, es hora de comenzar a decir la verdad.”

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x