JUNTA DE VECINOS DE LOS CACICAZGOS DENUNCIAN PROCESO DE ARRABALIZACION Y VIOLACIONES A LA NORMATIVA DEL POLIGONO CENTRAL

JUNTA DE VECINOS DE LOS CACICAZGOS DENUNCIAN PROCESO DE ARRABALIZACION Y VIOLACIONES A LA NORMATIVA DEL POLIGONO CENTRAL
  1. Santo Domingo.- La Junta de Vecinos de Los Cacicazgos del Distrito Nacional, expresa su preocupación por el deterioro progresivo del ambiente de residencia y buena vecindad del sector por la inobservancia de las normativas, que desde hace más de una década rige el polígono central del Distrito Nacional y en especial, la urbanización de Los Cacicazgos.

Entre las múltiples agresiones que ha sufrido la comunidad se encuentra la operación de un Consulado de la Embajada de Panamá, ubicado en la calle Hatuey núm. 22, donde en medio de la zona residencial exclusiva, viene desarrollando una actividad de uso comercial de servicio de venta de visas de tránsito a ciudadanos haitianos, en una evidente actividad de tráfico de personas que perturba la paz y el buen gobierno del sector, por las siguientes razones:

  • El flujo de clientes del consulado es muy superior a la capacidad de atención de éstos, por lo que tienen que esperar a la intemperie grupos para ser atendidos, ocupando las áreas comunes de la calle, las aceras y marquesinas de los vecinos y un paseo peatonal adyacente a la sede diplomática, perturbando el libre tránsito desde tempranas horas de la madrugada y durante todo el día.
  • Sin condiciones sanitarias, los visitantes al consulado tienen que hacer sus necesidades fisiológicas al aire libre y en fundas plásticas que esparcen en los zafacones del sector, lo cual arroja hedor muy fuerte y el consecuente riesgo de contagio de enfermedades que se transmiten por vía de las heces fecales, como el cólera.
  • El flujo de visitantes a la Embajada atrae diariamente a venduteros y taxistas, que muchas veces, obstruyen las salidas de los estacionamientos de los habitantes del área, provocando incluso molestias adicionales a los vecinos.

Estas razones han sido comunicadas, en varias ocasiones, a las autoridades y al propio Embajador de Panamá, sin que hasta la fecha se haya obtenido una respuesta satisfactoria, ya que a pesar de haber prometido la mudanza del consulado a otra área o zona comercial con disposiciones de resguardo, parqueos e instalaciones sanitarias adecuadas, como han hecho muchas delegaciones diplomáticas; se ha refugiado en su inmunidad diplomática para desoír los reclamos de la comunidad. 

Así mismo, la Junta de Vecinos de Los Cacicazgos denuncia el proceso descontrolado de arrabalización al que están siendo sometidas las urbanizaciones residenciales del polígono central, llevando la intranquilidad a sus residentes, debido a que con frecuencia se permiten construcciones que violan las normativas aprobadas por las autoridades municipales.  

Los constructores, interesados sólo en obtener elevados beneficios económicos, violan las normas establecidas, en la mayoría de los  casos con el visto bueno, y en otras, bajo la tolerancia de las autoridades municipales, ya sea por el déficit de supervisión y fiscalización o por negligencia de quienes tienen la obligación de aplicar de manera estricta la normativa de cada zona en particular, exhibiendo una discrecionalidad ilegítima para el otorgamiento de alturas máximas permitidas, como ha sido la práctica en los últimos años. 

LEER:  Alianza estratégica en el Distrito Nacional: 'Los Guardianes del Cambio' apoyan a Aníbal Díaz para Diputado

Todas estas anomalías las estamos sufriendo los residentes en el polígono central, donde cada día se violentan nuestros derechos y se construye de manera desorganizada, con un desbordamiento desproporcionado de los espacios considerados como residenciales, que no nos está permitiendo vivir en una ciudad bien planificada y organizada.  

La Junta de Vecinos Los Cacicazgos, al igual que otros sectores de la capital, ha sufrido violaciones por evidente irrespeto a la normativa y a los munícipes, sin que en ningún caso se le diera participación en la aprobación de los usos de suelo por parte de la Dirección de Planeamiento Urbano, como establece el artículo 5, de la Resolución 94-98, y la Ley 107-13 (art. 4, numeral 8). Dentro de estos casos, denuncia las siguientes construcciones ilegales: 

  • Bainoa Tower, construcción ubicada en un cul de sac de la calle Bainoa, donde la normativa limita a un máximo de dos niveles de densidad baja y las autoridades han autorizado nueve  niveles. 
  • Edificio sin nombre, construcción ubicada en la calle Hatuey esq. Bainoa, donde la normativa limita a un máximo de cinco niveles y las autoridades han sido autorizado nueve niveles.
  • Colegio Baby First School, ubicado en la calle Onanei esq. Canasibana, el cual ha estado operando ilegalmente pese a tener dos sentencias que ordenaron su clausura y múltiples oposiciones administrativas de la Alcaldía.
  • Nuevas edificaciones que sobrepasan el límite permitido por la normativa, ubicadas en la calle Hatuey casi esquina Caonabo.
  • Varios Centros de Recuperación operando sin autorización. 
  • Crianza de perros en azotea de edificio de la calle Cibao Este esq. Nibaguana, han sido denunciados a la Procuraduría de Protección Animal, Salud Pública y Medio Ambiente, sin resultados positivos, los insoportables ladridos y condiciones de abuso animal, de una jauría de  perros.

El clamor de Junta de Vecinos es “que se respeten los límites de altura, densidad y sobre todo, las áreas para usos comerciales, aceras y áreas verdes, y que se eliminen los ruidos excesivos”. 

La Junta de Vecinos de Los Cacicazgos se mantendrá alerta y monitoreando constantemente las violaciones, sobre todo, las que se están produciendo en el área de la construcción, por lo que llama a las autoridades a discutir los criterios de discrecionalidad que tanto daño le están haciendo a la ciudad en general.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x